Tuesday, December 21, 2004

Desde el más allá


Posted by Hello

¡EPA TERRICOLAS!, es Hitler, no les hablo desde el infierno. Sí, ¡es correcto!, como lo oyen, nunca estuve en el infierno como la mayoría de ustedes suponía pues, les confieso: no existe aquí; eso está abajo con ustedes a la vuelta de cada esquina. Si verme ardiendo en una paila los consolaba, y antes de partir no les di el gusto de tan siquiera pellizcarme, ¡olvídenlo!, el plan era otro.
Soy una nebulosa amarga; un proyecto chimbo de la naturaleza, que permite que yo sea un mensaje para interpretar, y el cual explica mis desafueros. Es un problema estructural del software cerebral humano instalado en la edad de piedra, que debe ser repotenciado a versión Darwin 2.0 en el año 3.018 y, mientras tanto, se valen de prueba y error para subsanar las fallas de conducta. Tengo mis reservas de que eso sirva, porque sufren de una predisposición a la amnesia, la testarudez y la insania, que los hace meter la pata repetitivamente.
Yo sé que toma siglos mejorar, pero siento que perdí el tiempo durante mi pasantía en la tierra.ESPERABA CONSAGRARME como el mayor CDM de la historia; fui megalómano insaciable; ganador del Satán de Oro, y aún así temo que la competencia globalizada me desplace. Porque, aunque Uds. no lo crean, de acuerdo a mis abogados, el plan era ser bien maluco, para que a partir de mí ahí está mi gran bondad vieran hasta dónde puede llegar el tope de la maldad, y recapacitaran y no volvieran a ser tan desconsiderados entre ustedes mismos. Pero ni modo, cada vez surgen nuevos sátrapas de los más exóticos que se multiplican como sabandijas tratando de imitarme. No les sale tan bien las cosas todavía porque improvisan; lo hacen en lugares con la infraestructura inadecuada, un personal que hace siestas, flojo, irresponsable, que cuando no le falta una vaina, le falta otra. Yo sé que voluntarios sobran, pero siempre con el cuento de cuanto hay pa'eso. He visto inclusive a unos descarados que todavía conservan mi parafernalia y organizan reuniones para recordarme; me admiran, ¡insólito!, son insufribles. Con sólo pujar alumbran un clon mío. Me enteré de los Gulag, Apartheid, Pol Pot, Kosovo, los Kurdos, y ni se diga de Rwanda, a machetazo limpio se exterminaron; qué métodos tan primitivos. En muchos continentes gobernantes y dirigentes multiplican la pobreza generando mortandad mayor que las guerras mundiales. En mis días kamikazes utilizaron cientos de aviones en Pearl Harbor. Hoy día más devastador fueron dos aviones en Nueva York.AHORA EN EL MEDIO ORIENTE los campos de exterminio para mujeres y niños son las pizzerías, los autobuses o el Mall. Einstein, una nebulosa científica en la mejor zona, decía: la imaginación es más importante que el conocimiento. Antes de irme voy a dejarles un dato, se lo oí decir a Elie Weisel, uno que se salvó de mí y ganador del Nobel que más odio: la paz. Se trata de un asesino suelto, poco estrambótico que deambula como una sombra arrasando la tierra que toca, sembrando hambre, muerte y desolación, se llama: la indiferencia. Es un estado extraño de líneas borrosas entre la luz y la oscuridad, entre el crimen y el castigo, entre la crueldad y la compasión, entre lo bueno y lo malo. Todo se reduce a una abstracción, hace al ser humano inhumano. La indiferencia es un objetivo, es amiga del enemigo para beneficio del agresor, nunca su víctima, cuyo dolor es magnificado cuando los afligidos se sienten abandonados. La indiferencia no es sólo un pecado, es un castigo.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home