Tuesday, December 21, 2004

Leitmotiv

Las palabras ejercen una extraordinaria violencia sobre el entendimiento y perturban todo.
Francis Bacon.

AUN EN SITUACIONES geopolíticas diferentes existe un patrón común dotado de una adaptable teoría confucionista cargada de retórica útil para incrementar los niveles de desestabilización y pobreza en el mundo. Desde el Medio Oriente hasta nuestro continente existen movimientos comprometidos con una visión nihilista del planeta.
NO NECESARIAMENTE ES una lucha entre ricos y pobres como se quiere hacer creer, sino dos corrientes enfrentadas: los promotores de riqueza y los generadores de pobreza.
Por ello, aunque insensato, crear miseria es un poderoso medio de cultivo para constituir sistemas políticos aberrantes, los cuales nunca tendrían cabida en sociedades organizadas donde impera el reino de la ley.
Billones de dólares en ingresos han percibido durante décadas los países del Tercer Mundo, se han destinado, no para mejorar la infraestructura o el nivel de vida, han sido desviados por sus dirigentes irresponsablemente, dilapidados y convertidos en endeudamiento voraz.
SE HAN DEDICADO a profundizar la pobreza como activo, usando a sus víctimas para ganarse en el poder. Se regodean de una mitología que alumbra a cada paso una explicación empírica y decimonónica del mundo; porque hoy en día esa ignorancia es inconcebible, debe existir otra verdad sumergida e inconfesable, un diabólico leitmotiv, que nos aleja cada día más del progreso y nos eterniza en el tercermundismo.

Posted by Hello
La declaración de los derechos del hombre cita a la democracia como un logro inalienable de la civilización. Implica interrelación entre las naciones. El comercio fomenta la paz y la integración, liberando las ataduras o los límites artificiales entre ellas. Los Estados deben ser entes reguladores y facilitadores de las empresas no estadales en los mercados internacionales y locales promocionando el desarrollo integral, creando empleos y generando productos de alta calidad que compitan globalmente. Todo cumple con lo estipulado en el cliché de la globalización; conceptos éstos inaceptables para cualquier autócrata; quienes ven disminuido ante esa eventualidad su poder en manos de los ciudadanos. Por ello, la estigmatizan descarnadamente con las mismas viejas tácticas del odio de clases, religión o cultura; al involucrarla con la causa de todos los males, y en su afán intentan condicionar rechazo reflexivo con sólo mencionarla.
HAY PUEBLOS QUE de puro mirarse el ombligo caen en sueño hipnótico y contemplan la nada, sin darse cuenta de que no hay nada más perverso que un Estado corrupto, empresarial y monopólico que compite contra sus propios ciudadanos obstruyéndoles el camino, en lugar de facilitárselo para crear mejores productos. Productos y no retórica anacrónica son los verdaderos estandartes del orgullo ante las naciones, las verdaderas muestras del poder del intelecto. Ante su falta el país termina rezagado y dependiente, con altos índices de pobreza, donde las mayorías languidecen esperando las dádivas gubernamentales represadas en las esferas del poder.
Con el correr del tiempo sólo los hechos y no las palabras demuestran cuál es la verdad que propicia el bienestar que cada país merece. "La historia es el verdadero testigo de los tiempos, la luz de la verdad, el alma de la memoria y la señora de la vida". (Cicerón).

0 Comments:

Post a Comment

<< Home