Sunday, May 22, 2005

Desde la nada


Posted by Hello

AUN NO EXISTO, soy parte de la nada, sólo veo, oigo y hablo pero nadie me oye ni me ve. Me pego al telescopio Hubble, y a través del hueco de la capa de ozono veo al planeta Tierra. Me mantengo informado con las señales de CNN, BBC y Alyazeera; las capto de uno de los satélites cercanos. Oigo música, veo películas, deportes, drama, comedia y telenovelas. No entiendo una metra, no disfruto nada. No sé por qué ríen, lloran o se enojan con los culebrones. Tengo celular, no tengo a quién llamar ni nadie me llama, ni siquiera un mensajito. Por aquí todo está desolado pero no siento la soledad, no tengo amigos, ni sentimientos, ni afecto por nada ni por nadie. Me importa un bledo el universo y menos aún la Tierra donde ocurre de toda vaina. El resto de las galaxias son inútiles, puro decorado.
Soy totalmente insensible al sufrimiento y al amor. No me apasiona nada, no siento hambre, frío ni calor. No me duelen las muelas. No sudo, ni tengo que bañarme ni lavarme los dientes... ando desnudo y lleno de gases tóxicos.
No creo en nada ni confío en nadie. No sé llorar ni reír. Nada empieza ni tampoco termina, es un continuo. No siento curiosidad, envidia o aburrimiento.
Veo una flor que nace y luego muere, no sé si es bella, triste, mala, sincera o diabética, ni siquiera sé para qué sirve y tampoco entiendo el porqué del por qué.
Veo a la gente abrazar y besar a sus niños, lavarle las manos, darles comida, jugar y tomar la siesta acurrucaditos; los veo felices reír y a los padres decir que no tiene precio ese sentir; todo lo demás lleva código de barra. También veo a otros niños de rostro mugroso durmiendo en las calles con frío, la gente los mira y desvía su andar.
Veo mucha gente nacer y a muchos morir que parecen dormir y los despiden llorando al enterrarlos; a otros nadie los llora cuando se van. Veo a gente maltrecha, golpeada, espantada por unos facinerosos con caras de gozo.
Veo a unos robar y a otros ahorrar. A unos estudiar y a otros trabajar, unos construyen y otros destruyen. Unos caminan con facilidad y otros con dificultad, circulan vehículos y tranvías por grandes vías y avenidas. Unos lucen vestidos ostentosos y otros haraposos. Se ve mucha gente hambrienta, pidiendo dinero al que pasa primero, otros merodean en las esquinas sacando carteras y arrancando pulseras, hay los que comen basura junto a aves volando y perros ladrando.
Veo todo un continente con gente indigente llenos de amargura desde que nacen hasta la sepultura. En otras áreas hay mucha abundancia y grandes edificios; se ve gente reunida con mucho bullicio en algunos sitios; dos grupos patean una pelota mientras el público se alborota, grita y se agita.
Súbitamente, sin aviso, zaz... me succiona una fuerza, y de pronto me encuentro en un compartimiento oscuro, buceando y conectado a un tubo por el ombligo. Por un tiempo impreciso todo es felicidad y placidez; no conocía sentimientos tan exquisitos, todo mis requerimientos están satisfechos, nadie fastidia, y... bruscamente, un día, sin advertirlo empiezan a contraerse las paredes a mi alrededor, se oyen fuertes latidos, me aprieta todo, el espacio se achica a ratos, algo me empuja hacia afuera; veo una luz al final del túnel, y de pronto unas manos halan con fuerza mi cuello y quieren sacarme, ¡mierda! me falta aire, todo se esfuma, se torna borroso, no recuerdo nada, estoy confundido, no sé quién soy y... qué raro, empiezo a sentir hambre y ganas de llorar intensamente, tengo frio, estoy asustado...

1 Comments:

At 5:46 PM, Anonymous Jessica & Sami said...

Medio poema, medio historia. Las rimas son excelentes y la continuidad es genial. Nos da la idea que la felicidad solamente existe en el utero y todo lo anterior y lo posterior son dolores de cabeza. Quisiera uno volver a ese momento y poderse recordar si fue o no placentero.

Rating: 5 de 4

 

Post a Comment

<< Home