Saturday, June 25, 2005

La inconsistencia


Rene Magritte, La piedra Posted by Hello

DURANTE LOS SIGLOS XVI-XVII Galileo y Espinoza desarrollaron nuevas ideas usando la metodología científica, y una de sus aplicaciones más controversiales fue la interpretación que le dieron a las Escrituras; intentaron corroborar su análisis valiéndose de la geometría y las matemáticas. Sin embargo, con ello se convirtieron en los principales responsables de avivar el enfrentamiento entre la ciencia y la religión.
Eran grandes pensadores que utilizaron el método científico y filosófico en el entendimiento de lo material, lo abstracto y lo ético, pero chocaron con los límites de su entorno social, intelectual y teológico. Fueron considerados en sus días una amenaza para la vida institucional de sus comunidades: profesaban doctrinas consideradas heréticas para el orden social existente.
AMBOS SE ADHIRIERON a los enunciados de la certitud matemática y de la precisión geométrica para el entendimiento de la naturaleza. Pero ninguno de los dos llega a tener éxito en la aplicación de la certidumbre a la esfera teológica. En ese aspecto Espinoza va más allá, porque aplicó el método científico en la interpretación de la Biblia, lo que lo llevó a rechazar totalmente la autoría divina o de contener en ella la verdad única. Para él la presencia de tantas inconsistencias implicaba, no una, sino múltiples fuentes en su elaboración. Era una guía moral, carente de verdad moral o de verdad científica.
Kurt Gödel era un matemático realista, que antes de mediado del siglo XX trastocó los conceptos de su ciencia, fue un Platonista empedernido. Creía que lo que hacía verdadera a las matemáticas era su capacidad descriptiva, y no el hecho de estar basada en una realidad empírica, sino en una abstracción real _no vemos las cosas que ocurren en verdad, sino cómo debe ser la verdad; y es por ello que deducimos nuestras descripciones a través de la razón pura.
ESO LO LLEVO a formular su famoso teorema donde prueba que cualquier sistema aritmético formal siempre va a ser inconsistente o incompleto.
Gödel no confiaba en el lenguaje como medio de comunicación. El lenguaje es impreciso decía, y usualmente hace imposible entendernos fielmente los unos a los otros. El quería probar un teorema matemático que incluyera toda la precisión matemática _el único lenguaje supuestamente preciso. Encontró que los sistemas formales son incompletos porque hay más en la realidad matemática que en los contenidos dentro del sistema formal, y eso los hace inconsistentes o incompletos. Y una vez que el sistema es inconsistente se vuelve totalmente inválido. En vista de que los sistemas inconsistentes permiten contradicciones y, en presencia de contradicciones, es imposible comprobar nada.
LA FILOSOFIA se obsesiona en tratar de decir las cosas lo más preciso posible, creando fórmulas de precisión, y lo que se entiende por precisión no es suficientemente preciso para entendernos. La visión de Gödel sobre las matemáticas, acerca del entendimiento, de lo que podemos saber, de la importancia del lenguaje en construir la realidad; lleva a colocar todo análisis en el mismo plano, el plano de la incompletitud.
Cuatro siglos más tarde, Gödel parece decirles a Galileo y Espinoza, lo mismo que Platón deducía desde la caverna: lo que sabemos de la realidad es una sombra.
Siempre seremos incapaces de alcanzar la verdad absoluta, porque estamos condenados a la inconsistencia. Quienes en su arrogancia creen poseerla, no sólo engañan a los demás, sino a sí mismos.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home